Los falsos antivirus han infectado treinta millones de ordenadores

Y todo ello, simplemente creando miles de variantes de un nuevo adware y distribuyéndolas a través de Internet. Los usuarios se infectan de diferentes formas: navegando por páginas con contenido adulto; bajándose ficheros de redes de intercambio peer-to-peer; accediendo a postales con dedicatoria que reciben por correos electrónicos; descarga de ficheros que aprovechan agujeros de seguridad, de forma que el usuario ni se entera, etc. Incluso, se han dado casos de jemplares que manipulaban la página de inicio de Google.

El mecanismo de todas las variantes es el mismo: avisan al usuario que su PC está infectado, y comienzan a aparecer ventanas emergentes, fondos de escritorio y salvapantallas que realmente abruman al internauta y no le dejan hacer prácticamente nada. Estas prácticas buscan, sobre todo, asustarle, utilizando por ejemplo cucarachas que se comen el escritorio hasta que el usuario no tiene más remedio que hacer clic en el botón de compra, o bien simulan fallos de Windows con el típico pantallazo azul.

Los internautas más avezados se dan cuenta de que realmente se trata de una infección y buscan la solución. “La peor parte de estos falsos antivirus es que son muy difíciles de desinfectar. Los usuarios más avanzados pueden intentar hacerlo manualmente, técnica realmente difícil si no se sabe mucho de informática. En general, los usuarios tardan unos tres días en eliminar por completo esta amenaza”, añade Luis Corrons. “Por eso recomendamos que si su antivirus no lo ha detectado, se instalen uno de nueva generación, especialmente preparados para detectar, desinfectar y eliminar todo rastro de esta amenaza”.

Sin embargo, no todos los usuarios identifican el problema: los usuarios que llegan a las páginas de venta de los falsos antivirus, se encuentran realmente “clones” de los fabricantes originales. “Tenemos que reconocer que están bastante trabajadas las simulaciones de las páginas de los fabricantes, y no nos extraña que los usuarios acaben comprando, ya que llegan desesperados por poder trabajar con su equipo”.

En el proceso de compra, se solicitan los datos personales a los internautas. En la tarjeta de crédito pagan una media de 49,95 € por un antivirus que les va a ayudar a solucionar el problema, producto que nunca reciben. “Dado que las marcas que comercializan son conocidas, estos usuarios reclaman a la compañía, que no pueden hacer nada porque realmente nunca han adquirido sus licencias”.

Lo que todavía se desconoce es si con los datos bancarios de tantos usuarios se realizan acciones posteriores. Si fuera así, el descalabro económico para éstos puede ser todavía mayor

“Esta nueva técnica demuestra el ingenio de los ciberdelincuentes, que buscan nuevos caminos para sortear la crisis económica y seguir obteniendo beneficios”, finaliza Corrons.

Un nuevo tipo de epidemias víricas

Este tipo de epidemias forman parte de la nueva dinámica tomada por el malware desde hace algunos años.

En la actualidad ya no hay epidemias causadas por un solo virus como los afamados “I love you” (en.wikipedia.org/wiki/ILOVEYOU) o Sasser. Estos virus perseguían infectar el mayor número de ordenadores para llamar la atención de los medios y que de esta manera sus autores demostrasen sus habilidades, logrando fama y notoriedad.

En la actualidad, los ciberdelincuentes están organizados en auténticas mafias cuyo objetivo es la obtención de beneficios económicos. Para ello, bombardean a los usuarios con miles de variantes nuevas de cada familia todos los días. De esta manera, buscan saturar a los laboratorios antivirus e impedir que éstos puedan frenar la avalancha al tiempo que evitan llamar la atención de los medios de comunicación. Con esto provocan en los usuarios una falsa sensación de seguridad, mientras ellos se hacen con su dinero.

En el caso de los falsos antivirus, PandaLabs ha localizado más de 7.000 variantes distintas.

panda_security

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s